Castillo de Argensola, Barcelona

El castillo de Argensola es una antigua fortaleza ubicada en el municipio de Argensola (Barcelona). Está situado en la cima de una colina, entre los arroyos de Clariana y del Molino, cerca de la iglesia de San Lorenzo. Esta fortaleza ha sido reconocida como un Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalidad.

El término de Argensola fue documentado por primera vez en el año 1012. El castillo fue mencionado más tarde, el 1031, año de la muerte de Mayor, hermano de Ermermir de Castellet y señor de Argensola, Rocamora y Clariana.

Mayor ayudó en la repoblación de la comarca del Anoia durante la Reconquista. Su testamento sacramental fue jurado en la iglesia de San Lorenzo, dentro del recinto del castillo.

Visita Castillo de Argensola

En 1032, el castillo de Argensola fue destruido por un ataque sarraceno y no se volvió a mencionar hasta el siglo XII (1174), cuando fue asociado con la familia Clariana. Un documento muestra que Berenguera, esposa de Ramón de Cervelló, le dio a su hermano Berenguer de Clariana dos mil sous de Barcelona que tenía en el castillo de Argensola para el Monasterio de San Cugat del Vallés. En 1196, se encontró una persona con el apellido Argensola, probablemente relacionada con el castillo.

Al principio del siglo XIII, el castillo de Balsareny estaba en posesión de Bernat de Balsareny, quien lo traspasó a su hijo Bernat en 1202. Desconocemos cómo pasó a los Aguiló, pero en 1252 Guillem d’Aguiló lo vendió al rey Jaime I. Durante el siglo XIV, el castillo pasó de manos reales a manos privadas, ya que Pedro el Ceremonioso vendió toda la jurisdicción del castillo a Acard de Talarn. En 1351 fue traspasado a los Argensola, quienes dieron nombre al municipio. En 1472, Ferran de Talavera era el señor. En el siglo XVII, Francisco de Argensola era el poseedor.

En el siglo XVIII, Jeroni de Rocabertí y de Argensola fue nombrado marqués de Argensola. Después, el título de marquesado fue pasado a varias familias: los Pinelli, los Pignatelli y ahora los Sarriera.

Del antiguo castillo, que ahora está completamente en ruinas, hay algunos restos esparcidos por el terreno. Estos no sobresalen del nivel del suelo. La forma del castillo seguía la orografía del cerro en el que estaba ubicado. Había una parte superior y otra inferior, separadas por una serie de murallas derrumbadas.

En primer lugar, hay una torre redonda con un diámetro externo de 7.30 metros, un diámetro interno de 1.70 metros y un espesor de muro de 2.85 metros. El paramento interno está hecho con bloques de piedra pequeños, bien encajados y dispuestos en hileras horizontales. Al lado de la torre hay restos de una dependencia de forma irregular, con una puerta delimitada por un dintel de madera. El aparato constructivo es similar al de la torre. También hay una construcción rectangular con una bóveda de piedra y una abertura en la parte superior, que podría ser una cisterna.

Los escombros restantes se han quedado enterrados o se han usado como cantera. Algunas de las piedras del castillo se han empleado para reconstruir la iglesia parroquial de San Lorenzo de Argensola. Esta es una forma de preservar la historia de la región.

La torre redonda es una construcción que se cree que fue construida en el siglo XI o XII. Además, hay otros restos que son de la época gótica. Esto significa que hay construcciones antiguas que se remontan a hace mucho tiempo. Estas construcciones son una parte importante de la historia y nos ayudan a entender mejor el pasado.

Esta conclusión nos lleva a pensar que el lugar es un lugar excepcional donde se puede disfrutar de la historia de España. Me gustaría invitarlos a visitar este maravilloso lugar para obtener esa experiencia aún más satisfactoria. ¡No pierdan la oportunidad de conocer el Castillo de Argensola y su increíble historia! ¡Adiós y buen viaje!

Castillo de Argensola en Barcelona

Localización: Barcelona, Cataluña

País: España

Mapa Castillo de Argensola

16 comentarios en «Castillo de Argensola, Barcelona»

  1. ¡Vaya, vaya! ¿Alguien más piensa que el Castillo de Argensola en Barcelona se parece a un castillo de cuento de hadas? 🏰✨

    Responder
  2. El Castillo de Argensola en Barcelona parece una joya histórica increíble. ¡Definitivamente debería visitarlo pronto!

    Responder
    • ¡Definitivamente me apunto! El Castillo de Argensola es una joya arquitectónica que vale la pena explorar. Barcelona siempre tiene sorpresas increíbles. ¡No puedo esperar para perderme en su belleza!

      Responder
    • Menuda fantasía, ser la reina de la fiesta en un castillo. ¿Y qué tal si mejor nos enfocamos en ser reyes y reinas de nuestras propias vidas? La realidad nos espera ahí afuera, ¡a disfrutarla!

      Responder
    • Sí, es cierto que el Castillo de Argensola en Barcelona es impresionante, pero hay muchos otros lugares increíbles para visitar en la ciudad. ¡No te limites a uno solo! Barcelona tiene mucho más para ofrecer.

      Responder
    • ¿En serio? A mí me parece más una construcción pretenciosa y kitsch. Me quedo con los paisajes naturales, no con estas fantasías artificiales. Cada quien con sus gustos, supongo.

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.