Castillo de Borja

El Castillo de la Zuda, también conocido como Castillo de Borja, es una antigua fortaleza ubicada en la localidad de Borja, en la provincia de Zaragoza. Está construida sobre una base de roca arcillosa y yesífera.

El Castillo de Borja se encuentra en las últimas estribaciones de la Muela de Borja, en el valle del río Huecha. Esta plataforma de roca arcillosa y yesífera mide 80 metros de largo por 7 de ancho, con una altura máxima de 15 metros.

A través de los siglos, se han realizado varias actuaciones humanas para acondicionar y transformar esta base natural en una fortificación destinada a fines de vigilancia y defensivos.

Visita Castillo de Borja

Los restos de cerámica y otros objetos similares a los encontrados en la antigua ciudad de Bursau sugieren que la zona del Castillo fue usada por los celtíberos, romanos y visigodos a lo largo de los años. Después de la llegada de los musulmanes a Borja, se delimitó un recinto fortificado de piedra sillar en el barrio de San Juan y la calle de San Jaime. Esto llevó al desarrollo de una fortificación alrededor de la plataforma arcillosa y yesífera que coronaba la ciudadela original. Por lo tanto, no se trata de un castillo como tal, sino más bien de un elemento defensivo.

Con el paso de Borja a manos aragonesas en 1120, la localidad se convirtió en parte de una red de castillos y torres que se extendía desde el norte hasta el sur. Esto era especialmente importante porque Borja se encontraba en la frontera entre Aragón, Castilla y Navarra. Durante esos años, se supone que la fortificación tenía una zona noble para el alcaide, albergue para tropas, cuadras, almacenes, talleres y una iglesia. Sin embargo, de todo esto no queda nada, sólo algunos elementos arquitectónicos dispersos por el cinto y otras partes de la ciudad.

Durante la Guerra de los Dos Pedros, el Castillo de Borja sufrió daños y reformas significativas debido a su ubicación fronteriza. Desde entonces hasta el siglo XVI, el castillo seguía siendo una parte importante de la vida militar, pero también se convirtió en una parte de la vida cotidiana de la población, ya que la comunidad judía vivía cerca de la fortaleza, lo que ahora se conoce como Cinto.

A lo largo de los años, el Castillo y los recintos amurallados fueron fuente de material para las construcciones de piedra en la ciudad.

La construcción actual está compuesta por dos partes: el peñón natural alargado con paredes verticales y el bastión de piedras y argamasa adosado al frente. Hay un túnel que conecta ambos lados de la roca sin tener que dar todo el rodeo. En el extremo más alejado de la población, había un pequeño torreón cuadrado para proteger esta parte de menor altura, y aún se pueden ver algunos restos. En el otro extremo, la roca fue cortada verticalmente para separarla de los montes colindantes. Se agregó un refuerzo de cantos y argamasa con la técnica de encofrado, que todavía se puede ver hoy en día. Esta parte es la más alta de la construcción.

En los últimos años, se han realizado labores de protección para evitar que los elementos de la construcción caigan a los edificios colindantes. Para ello, se ha cubierto el Castillo con una red metálica que lo protege.
Además, el Castillo es iluminado por las noches, lo que lo hace visible desde varios kilómetros de distancia. Esto contribuye a delimitar la fisonomía borjana.

Esperemos que esta pequeña guía te haya proporcionado información interesante sobre el Castillo de Borja. Visítalo si tienes la oportunidad para experimentar de primera mano sus increíbles atributos. ¡Un agradable viaje!

Castillo de Borja en Borja

Localización: Borja

País: España

Construcción: Siglo XIV – Siglo XV

Ubicado en: Zaragoza

Mapa Castillo de Borja

15 comentarios en «Castillo de Borja»

    • ¡Claro! ¿Y por qué no un parque temático de unicornios en la Gran Muralla China? No todo necesita un parque temático. Mejor preservar la historia y belleza del castillo en sí. 🏰🌸

      Responder
    • No entiendo qué tiene de impresionante. He visitado castillos mucho más interesantes y con historias mucho más fascinantes. No pierdas tu tiempo con el Castillo de Borja, hay lugares mejores para explorar.

      Responder
  1. ¡Qué sorpresa descubrir el Castillo de Borja! No puedo esperar para visitarlo y explorar su historia intrigante.

    Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.