Castillo de Buitrago del Lozoya, Madrid

El Castillo de Buitrago del Lozoya se encuentra en el norte de la Comunidad de Madrid. Fue construido en el siglo XV en estilo gótico-mudéjar y forma parte del recinto amurallado de la localidad. Está en proceso de restauración y algunos de sus elementos se usan para fines sociales o festivos. Si quieres visitarlo, puedes hacerlo previa cita con la Comunidad de Madrid.

En 1931, el Castillo de Buitrago del Lozoya fue declarado Monumento Nacional junto con la muralla. Esta villa fue reconocida como Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural el 11 de abril de 1993. Esto significa que el castillo y la muralla están protegidos por la ley.

Visita Castillo de Buitrago del Lozoya

La construcción que todavía existe hoy en día fue construida en el siglo XV, aunque se cree que había una fortaleza anterior de origen musulmán. Esto se deduce de las primeras referencias escritas que datan del siglo XII, durante el reinado de Alfonso VIII de Castilla.

En el año 1085, Buitrago del Lozoya fue conquistado por los cristianos, lo que permitió que su fortificación primitiva desempeñara un papel importante en la repoblación. La Alcazaba se vinculó con la familia Mendoza, quienes crearon la Comunidad de Villa y Tierra de Buitrago, dotándola de jurisdicción para repoblar.

En el año 1500, Diego Hurtado de Mendoza de la Vega y Luna, heredero del título de Duque del Infantado de la familia Mendoza, mandó construir el edificio que todavía se ve hoy.

Íñigo López de Mendoza, el primer marqués de Santillana y conde del Real de Manzanares, era un famoso literato prerrenancetista que solía visitar el lugar. Allí organizaba fiestas y eventos sociales. Juana la Beltraneja también vivió en el lugar, invitada por los Mendoza durante su conflicto con Isabel la Católica por el trono de Castilla.

Durante la guerra de la Independencia, el castillo de Buitrago del Lozoya sufrió graves daños por parte de las tropas francesas. Estas usaron el castillo como cuartel durante cuatro años, destruyendo todo antes de marcharse en 1813.

La alcazaba se encuentra en la esquina suroriental de la muralla que rodea el recinto medieval de Buitrago del Lozoya. Está construida con ladrillo, cal y piedra, lo que refleja su influencia musulmana.

Los ladrillos están colocados en bandas horizontales unidas por cal y enmarcadas por bloques de piedra maciza. Esta disposición es una característica típica de la arquitectura musulmana.

Su planta es rectangular. Está compuesta por siete torres de diferentes formas: cuadradas, rectangulares y pentagonales. Están construidas enteramente en piedra. En el centro hay un patio de armas que, a veces, se usa como coso taurino. Está rodeado por un foso y un recinto amurallado. No hay una torre de homenaje. Las torres son macizas hasta el nivel del adarve, excepto la pentagonal. Esta última se puede acceder desde el patio de armas, mientras que el resto solo se puede entrar a través del adarve.

Esta población es un lugar increíble cargado de historia, tradición y cultura. Invitamos a los lectores a visitar el Castillo de Buitrago del Lozoya para experimentar la antigüedad, la magia y los sonidos de la fortaleza de sus murallas. ¡No te arrepentirás! ¡Que lo disfrutes!

Castillo de Buitrago del Lozoya en Madrid

Localización: Madrid, Buitrago del Lozoya

País: España

Tipo: Castillo y Monumento

Mapa Castillo de Buitrago del Lozoya

11 comentarios en «Castillo de Buitrago del Lozoya, Madrid»

    • ¡Me alegra que te guste! Pero personalmente, no entiendo la emoción por visitar castillos antiguos. Creo que hay cosas más interesantes para hacer en el fin de semana. Pero cada quien con sus gustos, ¡diviértete!

      Responder
    • El Castillo de Buitrago del Lozoya es un lugar lleno de historia y encanto. No te lo puedes perder si visitas Madrid. ¡Prepárate para quedar maravillado!

      Responder
    • ¿Perderte en sus pasillos misteriosos? ¿Estás loco? Eso suena como una pesadilla de terror. Prefiero quedarme lejos de esos lugares siniestros.

      Responder
  1. ¡Vaya castillo tan impresionante! Me encantaría perderme en sus laberínticos pasillos. ¿Alguien más está intrigado por su historia?

    Responder
    • ¡Totalmente intrigado por su historia! Me encantaría saber más sobre los secretos ocultos en esos pasillos laberínticos. Sin duda, un lugar fascinante para explorar.

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.