Castillo de Cortegana

El castillo de Cortegana es una antigua fortaleza construida en la localidad de Onubense en Andalucía, España. Fue reformado y ampliado entre los siglos XIII y XVI.

Su origen sigue siendo un tema de discusión. Durante varios siglos, su principal función ha sido el control de la vía que atraviesa la Sierra de Aroche. Esta vía conecta el Valle del río Chanza con el Valle del Guadalquivir y el Alentejo portugués.
De esta manera, la fortaleza actuaba como línea avanzada de defensa junto con otras fortalezas de la serranía.

Visita Castillo de Cortegana

Desde hace mucho tiempo, este lugar fue habitado y albergó el primer pueblo dentro de sus murallas. Después de que sus habitantes se mudaran fuera del recinto a partir del siglo XV, su uso se limitó a tareas militares de vigilancia fronteriza y como refugio para los habitantes de la localidad en casos de emergencia.

Este lugar está compuesto por el alcázar o palacio, la cerca o barbacana y la ermita de Nuestra Señora de la Piedad. Esta ermita es una prueba de la antigua población que adoraba a la Virgen del Castillo.

En la década de los 70, el castillo de Cortegana fue restaurado y transformado en un museo. Actualmente, es el lugar donde se llevan a cabo las Jornadas Medievales de Cortegana.

Cortegana se encuentra cerca de la frontera entre Portugal y España. Esta localidad forma parte de la Banda Gallega, una línea de defensa creada para proteger el Reino de Sevilla de posibles invasiones desde el país vecino. Esto se debía a los frecuentes conflictos entre ambos reinos sobre las fronteras. Además, la Banda Gallega delimitaba el alfoz del Reino de Sevilla al norte con las órdenes militares a lo largo del corredor de las Sierras de Aroche y Aracena.

El castillo se encuentra en un cerro que forma una meseta natural con una ubicación estratégica para controlar las vías de comunicación entre Hispalis y Pax Julia a través de la Sierra. Esto hizo que una población musulmana de cierta importancia buscara refugio allí bajo el control de la Taifa de Sevilla.

Hace alrededor de 1246, los caballeros hospitalarios portugueses conquistaron la comarca serrana a los musulmanes. Estos se asentaron en Aroche y Aracena, dos localidades cercanas, de forma reconocida y estable durante al menos dos décadas.

Durante este periodo de dominio luso, se acreditó la existencia de una población en la meseta del cerro. De hecho, Cortegana fue nombrada por primera vez como asentamiento habitado en las fuentes cristianas en 1253. Esto fue un intento de la Corona Castellana de reivindicar estos territorios ocupados por Portugal, al delimitar el alfoz perteneciente al Concejo de Sevilla por parte del Rey Alfonso X.

Durante este periodo, Alfonso III de Portugal comenzó los primeros trabajos de fortificación para crear un enclave. Esto se llevó a cabo en las localidades vecinas de Aroche y, sobre todo, en Aracena. Esto demuestra que el proyecto de fortificación fue una realidad.

Esta visita al Castillo Cortegana ha sido toda una aventura. Estamos seguros de que los lectores comprenderán cómo esta joya arquitectónica de la Edad Media cobra vida. Que disfruten de sus propias exploraciones. ¡Vivan el castillo!

Castillo de Cortegana en Cortegana

Localización: Cortegana, Huelva

País: España

Entrada:

Construcción: Siglo XIII

Tipo: Urbano

Mapa Castillo de Cortegana

7 comentarios en «Castillo de Cortegana»

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.