Castillo de La Guardia, Jaén

El castillo de La Guardia de Jaén se encuentra en la ladera este del cerro San Marcos, a 10 km al sureste de la ciudad de Jaén, en España. Está ubicado en el municipio de Jaén.

Durante el siglo XII se desarrollaron reformas en el conjunto defensivo, construido con tapial de tierra. Estaba estructurado en dos espacios bien definidos: El Alcázar y La Alcazaba. Esta configuración se mantuvo intacta tras la conquista castellana, aunque se realizaron algunas modificaciones en El Alcázar.

Visita Castillo de La Guardia

El Alcázar es una construcción rectangular con varias torres de diferentes formas que se adaptan al terreno. De las estructuras originales islámicas, solo queda una torre circular construida con mampostería. Esta torre está rodeada por dos muros de tierra sobre un basamento de mampostería, y uno de ellos tiene un adarve, que es un camino para entrar a la torre.

Tras la conquista castellana, El Alcázar fue remodelado y su antigua apariencia cambió. Los lienzos de tapial fueron reemplazados por mampostería y las torres se recrecieron o construyeron nuevas. La torre circular fue elevada, formando una estructura con tres niveles. Los dos primeros eran habitables y estaban cubiertos por bóvedas de media naranja. Estos dos niveles se comunicaban entre sí mediante una escalera escondida en el muro de la torre. La sala intermedia tenía ventanas que permitían el paso y la comunicación entre torres y adarves.

Cada extremo de la fortaleza está protegido por una torre. La torre circular se encuentra en el extremo Suroeste, mientras que en dirección Sur hay otra torre de planta cuadrada y de pequeñas dimensiones, que fue reelevada y recubierta con una bóveda de cañón. El extremo Noreste está defendido por una torre de planta rectangular con dos niveles, el inferior muy alterado por restauraciones recientes y el superior con una bóveda de cañón. Por último, el extremo Noroeste está custodiado por la Torre del Homenaje, de unos 35 metros de altura, con planta cuadrada dividida en tres cuerpos. El nivel inferior se adapta a la roca geológica en la que se apoya, el segundo nivel está cubierto por una bóveda gajada con un espacio interno de planta octogonal, y el tercer nivel tiene una bóveda de nervios y cuatro vanos o aspilleras. La escalera para llegar a la terraza está embutida en los muros y cubierta con pequeñas bóvedas de cañón.

El Alcázar tiene dos puertas de entrada: una principal y otra falsa. La puerta principal se encuentra en el lado oriental y ha sido restaurada recientemente para tener un arco de herradura. La puerta falsa se encuentra en el lado occidental, junto a la Torre del Homenaje.

En el interior del recinto hay dos áreas bien definidas. Una es la zona de los aljibes, ubicada en el sector meridional, que fueron construidos con diferentes técnicas a lo largo de diferentes épocas. Por ejemplo, uno de ellos es de época islámica y fue hecho con tapial de cal y grava, mientras que el otro, que está adosado al primero y fue construido durante la conquista castellana, tiene gruesos muros de mampostería. El otro área es el patio, ubicado en el sector norte del Alcázar. Es un espacio pequeño que da acceso a la Torre del Homenaje y a la que está justo enfrente.

La Alcazaba es un gran espacio rodeado por los lienzos de muralla que parten del Alcázar. Estas murallas fueron construidas con mampostería y revestidas con materiales menos duraderos como el tapial y la tierra. El perfil de la línea amurallada está diseñado para su defensa, por lo que solo hay una torre en el lienzo oriental, destinada a la defensa de la puerta de acceso.

Para entrar a la fortaleza, se creó un camino que se adosaba a las murallas hasta llegar a la puerta. Una vez atravesada, se ingresaba a un espacio cerrado de planta rectangular que impedía el acceso directo al recinto interior.

A finales del siglo XIV, La Guardia dejó de ser una fortaleza militar y estratégica para convertirse en un palacio. Se construyeron nuevas dependencias, especialmente El Alcázar. Allí se construyó un pequeño patio interior. Además, se aprovechó el desnivel orográfico para construir un edificio con dos niveles: uno inferior como bodega y otro superior como estancia. La Torre del Homenaje también fue modificada, dividiéndose en cuatro plantas. Se abrieron nuevos vanos y se modificaron los existentes para mejorar la comunicación, iluminación y ventilación de los espacios.

Esta fortaleza es una pieza clave de la historia de España. Su importancia va más allá de lo tangible e invita a la reflexión sobre nuestro pasado. A pesar de los años, el Castillo de la Guardia sigue siendo un lugar inigualable para disfrutar. Desde aquí nos despedimos y le deseamos a todos una hermosa visita. ¡Disfrutadlo!

Castillo de La Guardia en Jaén

Localización: Jaén

País: España

Ubicado en: La Guardia de Jaén

Mapa Castillo de La Guardia

2 comentarios en «Castillo de La Guardia, Jaén»

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.