Castillo de Llívia, Cerdaña

El castillo de Llivia se encuentra en la cima del Puig del Castell, cerca de la población de Llivia en la Baja Cerdaña (España). Desafortunadamente, fue destruido por el rey francés Luis XI durante la guerra civil catalana contra Juan II en 1479, pero todavía hay algunos restos. Estos restos se cree que datan del siglo XII.

El castillo es un lugar señorial y soberano. Está formado por una torre rectangular con cuatro torretas circulares en cada vértice. Alrededor de la torre hay un recinto jussà donde vivía la gente.

En el interior del primer recinto hay una cisterna cubierta con una bóveda de cañón que aún se conserva. La muralla está reforzada con torres rectangulares en los muros y circulares en los ángulos. Esto le da al castillo una apariencia imponente.

Visita Castillo de Llívia

Recientemente, se han hecho algunas investigaciones arqueológicas importantes. Debido al mal estado del camino de acceso al castillo, se usó un globo aerostático para llevar el material de prospección.

Pase lo que pase, el Castillo de Llívia permanecerá como fuerte testigo de la historia, enseñándonos lecciones que nunca olvidaremos. ¡Admiramos esta joya de la arquitectura! ¡Disfruten de su conocimiento! ¡Hasta luego!

Castillo de Llívia en Cerdaña

Localización: Cerdaña, Cataluña

País: España

Mapa Castillo de Llívia

9 comentarios en «Castillo de Llívia, Cerdaña»

  1. ¡Qué maravilla! Me encantaría visitar el Castillo de Llívia, ¡se ve impresionante! ¿Alguien se apunta a hacer un viaje?

    Responder
    • Parece que alguien no tiene buen gusto para los lugares turísticos. No entiendo cómo puedes emocionarte tanto por un simple castillo. Hay destinos mucho más interesantes y emocionantes para visitar. ¡Pero bueno, cada quien con sus gustos!

      Responder
  2. ¡Qué interesante conocer la historia del Castillo de Llívia! Me pregunto si alguna vez han encontrado algún tesoro perdido allí.

    Responder
    • ¡Hola! Me encantó aprender sobre el Castillo de Llívia también. No sé si hayan encontrado tesoros perdidos, pero la historia en sí ya es un tesoro. A veces, la magia está en la narrativa, ¿no crees? ¡Saludos!

      Responder
    • ¡Me apunto sin duda! El Castillo de Llívia es una joya histórica que no te puedes perder. Sería un honor explorarlo contigo. ¡Vámonos de aventura juntos!

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.