Castillo de Sádaba

El castillo de Sádaba se encuentra en lo alto de un pequeño cerro en la localidad de Sádaba, en la comarca de Cinco Villas, a 90 kilómetros al norte de Zaragoza. Está a 20 kilómetros de Ejea de los Caballeros y en la frontera con Navarra. El río Arba, un afluente del Ebro, corre cerca del castillo. Se eleva unos 15 metros sobre la villa que originalmente estaba a sus pies, pero en el siglo XV se trasladó al otro lado del río.

La zona de Sádaba comenzó a ser repoblada en el siglo XI. En 1099, los señores de la zona eran García Garcés y su esposa Blanquita (o Velasquita). R. del Arco publicó un documento firmado por Alfonso I en 1125, que hablaba del castillo.

Sin embargo, el castillo actual no coincide con el estilo del siglo XII, por lo que se cree que hubo un castillo anterior, fundado por Alfonso I El Batallador. En 1159, el castillo era propiedad de un hijo de los señores, Don Pedro García, lo que significaba un señorío hereditario, algo poco común en Aragón durante el siglo XII.

Visita Castillo de Sádaba

Durante la adolescencia de Jaime I de Aragón, Arnaldo de Alascún estaba causando problemas a los vecinos de Sádaba y haciendo incursiones en Navarra. Por eso, Sancho VII «El Fuerte» tomó medidas militares contra él y puso a Sádaba bajo su protección en 1215. Esto sucedió al mismo tiempo que el reinado de Jaime I el Conquistador, quien era amable con el reino de Navarra debido a la deuda que tenía, tanto la suya como la de su padre, con el rey navarro.

En 1221, el rey tuvo que luchar contra el hijo de su predecesor, Fortanet de Alascún, y su madre María, quienes entregaron la villa de Sádaba para siempre. En 1223, Fernando de Leret ya era el teniente de «Sádaba Nueva», lo que sugiere que fue entonces cuando se construyó la fortificación actual. Teobaldo I devolvió la villa y el castillo a Fortanet en 1244, a petición del conde de Verán, pero con todas las obligaciones de un vasallo. Sádaba volvió a Aragón por solicitud de sus vecinos en 1261. Más tarde, se armó para la guerra contra Navarra y Francia en 1283.

Un documento de 1302 muestra que Jaime II debía 1.200 sueldos a Jordana Savial de Morgia, la esposa de Ramiro Sánchez de Antillón. Ellos habían comprado el castillo de Sádaba, que estaba siendo custodiado por G. de Castell Nou.

Durante la Guerra de los Dos Pedros, Sádaba fue uno de los rehenes entregados a Carlos II de Navarra. Pedro IV vendió la villa a Francisco de Villanueva en 1384, pero los vecinos lograron comprar su libertad en 1399. Desde entonces, Sádaba formó parte de la Corona de Aragón. Sin embargo, en 1452 sufrió ataques navarros, al igual que otras localidades fronterizas.

El Castillo de Sádaba es una construcción de estilo bajomedieval con decoraciones cistercienses del siglo XIII. No tiene elementos defensivos como torres, fosos o barreras, y los vanos y saeteras son escasos. Sin embargo, sus muros son gruesos y tienen torres cuadradas con almenas, además de un acceso en recodo con influencia árabe.

Se puede apreciar en el castillo una transición desde el modelo arcaico. Esto significa que la torre principal se encuentra dentro de un recinto amurallado. Esta nueva tipología de fortalezas se conoce como «Fórmula de Felipe Augusto» y se levantaban en algunas partes de Europa en aquel entonces. Esta fórmula consiste en una especie de ciudadela defendida por torres y muros en su periferia.

El recinto amurallado es un rectángulo de 38×30 metros de lado, con una superficie de más de 1000 metros cuadrados. Está construido con piedra labrada, en sillares perfectamente trabajados y colocados en hileras horizontales. Su altura es uniforme y considerable.
Además, hay ventanas estrechas de arco semicircular y saeteras muy rasgadas en varias de las torres y muros.

Aprovechemos la oportunidad para descubrir la historia y el encanto del Castillo de Sádaba. Es un lugar fascinante y esperamos que hayan disfrutado de esta pequeña aproximación al mismo. Sin duda queremos invitarlos a visitar el castillo en persona y apreciar todo el mundo que hay detrás de esta guarida impresionante. ¡Hasta la próxima!

Castillo de Sádaba en Sádaba

Localización: Sádaba, Zaragoza

País: España

Construcción: Siglo XIII

Ubicado en: Cinco Villas

Mapa Castillo de Sádaba

12 comentarios en «Castillo de Sádaba»

  1. Parece que el Castillo de Sádaba tiene muchas visitas. ¿Alguien ha ido? ¿Vale la pena o es solo otro castillo aburrido?

    Responder
  2. ¡El Castillo de Sádaba es sin duda un lugar impresionante! ¿Quién quiere ir a explorar este misterioso castillo conmigo?

    Responder
  3. ¡El Castillo de Sádaba parece sacado de un cuento de hadas! ¿Alguien ha estado allí? ¿Vale la pena la visita? #CastilloDeSádaba

    Responder
    • Sí, he estado en el Castillo de Sádaba y puedo decirte que es impresionante. La arquitectura medieval y los paisajes que lo rodean te transportan a otro mundo. Definitivamente, vale la pena la visita. ¡No te lo pierdas! #CastilloDeSádaba

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.