Castillo de Soria

El castillo de Soria y su muralla se encuentran en una colina en la ciudad española de Soria, que es la capital de la provincia de Soria.

La ciudad original estaba muy bien protegida. Tenía una superficie de más de un kilómetro cuadrado y estaba rodeada por una doble barrera y una barbacana. El castillo se encontraba en el cerro que llevaba su nombre, el monte Oria. Esta ciudad era una de las mejor defendidas de España al comienzo del siglo XII.

Visita Castillo de Soria

En el cerro del Castillo hay evidencia de que desde la Edad de Bronce había un castro celtibérico. Según Bartolomé de Torres, el castillo de Numancia fue nombrado Oria por un caballero griego llamado Dórico. Algunos historiadores creen que los primeros habitantes de Soria eran los dorios, pero la arqueología no ha podido confirmar esto. Otros expertos creen que los primeros habitantes de Soria eran los suevos, pero esta hipótesis también ha caído en desuso. Durante la Época Romana, Soria era una aldea poco importante.

En 1016, el conde D. Sancho de Castilla y el rey D. Sancho de Navarra acordaron una línea divisoria entre sus reinos, que fue establecida en el río Duero. Esto significó que Soria y Garray pasaron a pertenecer a dos reinos diferentes. Como resultado, el Monte de Oria se fortificó para convertirse en un punto estratégico para la defensa de la frontera.

Durante la época de dominación árabe, el castillo de Soria era una pequeña fortaleza que vigilaba la zona del Duero y protegía la plaza musulmana de Medina-Soria. Se cree que el Conde Fernán González fue el responsable de la construcción del castillo, pero fue el rey aragonés Alfonso I el Batallador, casado con la reina leonesa Urraca I, quien conquistó definitivamente a los musulmanes a principios del siglo XII. Su hijo, Alfonso VII el Emperador, construyó la barrera interior y Sancho IV las murallas exteriores. La construcción de las murallas fue una respuesta a la invasión de Sancho VII el Fuerte, rey de Navarra, entre 1195 y 1196, que causó una gran catástrofe en la ciudad.

Durante la Guerra de la Independencia, el mariscal Michel Ney se quedó en la provincia de Soria hasta 1812. Los franceses salieron de Soria tras refugiarse en el castillo el 17 de septiembre de 1812. El brigadier José Joaquín Durán tomó Soria el 18 de marzo con las tropas de la División 6ª de Soria. Esta operación incluía pequeñas explosiones en varios puntos de la muralla para que los franceses solo se atrincherasen en el castillo, ya que había informes sobre dos columnas que venían a ayudar a los franceses. Meses después, el general Durquier entró en Soria y se quedó un día antes de marchar hacia Navarra. El 14 llegó el general Tabuenca, y el 16 lo hizo el general Durán. Durán se quedó en la ciudad hasta principios de octubre, cuando tuvo que marchar hacia Aragón. Dejó una compañía reforzada en Soria para ayudar con tareas de seguridad, limpieza de calles y vías, y demolición de los paramentos del castillo.

Las Cortes de Cádiz ordenaron la destrucción de todas las murallas y castillo. Por lo tanto, el castillo fue volado y dejó la edificación en ruinas, casi completamente destruida. Después de la contienda, el recinto quedó completamente desolado.

Para describir este importante castillo, podemos usar el Plano de Soria realizado por Dionisio Badiola al comienzo del siglo XIX. Esta obra muestra la imagen del castillo en alzado, planta y perfil antes de que el general Durán lo dinamitara.
Es una excelente herramienta para conocer la historia de este castillo y su importancia.

El castillo estaba compuesto por una construcción ligeramente trapezoidal con cuatro pequeñas torres en las esquinas. En la entrada principal había una torre un poco más grande y en la parte trasera, la mejor defendida, se encontraba la Torre del homenaje.

En el interior había un Patio de Armas alrededor del cual estaban distribuidas las dependencias y el aljibe. Esta estructura estaba al Este, cerca de la muralla interior de gran altura.

Otra barrera rodeaba la muralla desde el Oeste hasta la entrada principal del castillo. Esta barrera estaba en ruinas a principios del siglo XIX.

Dentro del recinto amurallado se encontraba la iglesia de San Salvador, que servía como capilla para los habitantes del castillo. Esta iglesia se arruinó a principios del siglo XVII.

Además, dentro del recinto se encontraba una de las dos aljamas de Soria, con una destacada actividad intelectual, económica y comercial. La otra aljama se situaba junto a la Plaza Mayor.

Esperamos que este artículo le haya ayudado a conocer mejor este lugar tan maravilloso que es el Castillo de Soria. ¡Una aventura que todos deberían experimentar alguna vez! ¡Adiós viajero/a!

Castillo de Soria en Soria

Localización: Soria

País: España

Entrada: Si

Construcción: Siglo IX

Tipo: Castillo

Ubicado en: Cerro

Mapa Castillo de Soria

6 comentarios en «Castillo de Soria»

    • Jaja, no creo en tesoros ocultos y castillos misteriosos. Seguro que solo es una atracción turística para sacarle dinero a los ingenuos. ¡No te dejes engañar por la fantasía! 🙄🏰💸

      Responder
    • ¡Sí, he visitado el Castillo de Soria y déjame decirte que es una decepción total! No sé qué le ven de impresionante, es solo otro montón de piedras viejas. Mejor invierte tu tiempo en algo más emocionante.

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.