Castillo de Valverde de la Vera

El Castillo de Valverde de la Vera es una edificación defensiva que data del siglo XIII. Está ubicado en Valverde de la Vera, al norte de la provincia de Cáceres, en la Comunidad Autónoma de Extremadura y en la comarca de La Vera. Está a 150 km de Cáceres y a 38 km de Navalmoral de la Mata. El señorío de Valverde tiene una historia complicada. Se cree que la aldea de Valverde fue fundada después de la Reconquista, alrededor del mismo tiempo que Plasencia fue fundada por Alfonso VIII, a finales del siglo XII.

A finales del siglo XIII, Valverde de la Vera ya contaba con el número de habitantes necesario para ser reconocida como parroquia. Esto sucedió entre 1284 y 1295, antes de la muerte del rey Sancho IV. El pueblo fue donado como señorío a Nuño Pérez de Monroy, quien era Notario Mayor de Castilla, Abad de Santander, Canciller y Confesor de la Reina María de Molina.

El 21 de abril de 1309, el hijo de Nuño Pérez de Monroy, Fernando IV, confirmó la donación.

Visita Castillo de Valverde de la Vera

Cuando Nuño murió, su hermano Fernán Pérez de Monroy, también conocido como «El Viejo», heredó el señorío y construyó el gran Castillo de Monroy. Después, su primogénito Fernán recibió el castillo y sus posesiones gracias a un privilegio otorgado por Alfonso XI en Sevilla el 30 de diciembre de 1344. La Casa de Monroy mantuvo el castillo y sus posesiones hasta que el rey Enrique III, conocido como «El Doliente», pasó por la villa y se lo cedió a su hijo Fernando, Duque de Peñafiel, en el año 1404. Cuatro años más tarde, Beatriz de Portugal, duquesa de Buelna, se lo cedió a su prima Leonor.

Castillo fue una de las localidades con más judíos de la zona, con 60 familias asentadas que aportaban 3000 maravedís al tesoro real. Cuando los judíos fueron expulsados a Portugal, muchos pasaron por Valencia de Alcántara, cerca de la frontera. Algunos se quedaron en Valverde y actuaron como espías del rey de Portugal Juan III. Uno de ellos, Enrique Núñez, fue descubierto y ejecutado por los vecinos de Valverde. En esta localidad hay una serie de calles que los valverdanos llaman el «barrio judío».

En el lugar donde se encuentra el castillo, hubo una primera fortificación que pertenecía a la Orden del Temple. Esta Orden la poseyó hasta 1312, cuando se disolvió y pasó a ser de la Orden de Santiago a mediados del siglo XIV. De la primera edificación construida por los Monroy, solo quedan algunos elementos estructurales, los cuales se encuentran anexionados a la iglesia de Santa María de Fuentes Claras, que es la parroquia del pueblo. La parte más grande de la iglesia es la parte delantera, que cubre el presbiterio, con una planta hexagonal. Esta combina los aspectos religiosos y militares, si bien, el aspecto religioso es inusual, ya que la torre del homenaje de la fortaleza es la capilla y el altar mayor.

La torre que está al lado fue usada como campanario y todavía tiene troneras y saeteras. Parece que había una Ribat (una fortaleza musulmana) aquí, así que también habría una mezquita. Cuando la fortaleza fue cristianizada, se colocó una estatua de la Virgen de Fuentes Claras, y eso es de donde viene el nombre del complejo iglesia-castillo actual. En los muros del lado sur de la iglesia todavía se pueden ver dos ventanas de construcción árabe.

En la segunda mitad del siglo XV, esta zona pasó a pertenecer al Condado de Nieva. Entonces, se llevaron a cabo muchas modificaciones y construcciones, como la iglesia con tres torres adaptadas a su nueva función, y el techo del altar mayor fue cubierto con una bóveda nervada en la torre hexagonal. Debajo de ella se encuentra el retablo mayor de principios del siglo XVIII. Esta torre hexagonal también contiene los escudos de las familias Monroy y Zúñiga, hechos por Leonor Niño de Portugal y su esposo Diego López de Zúñiga. Están enterrados en los dos lados de la capilla, con sus esculturas en alabastro en un estilo entre el final del gótico y el principio del renacimiento.

El castillo viejo fue anexionado a la iglesia, por lo que se construyó uno nuevo con características típicas del siglo XV. Está situado al oeste del anterior y tiene una planta rectangular con cubos en las esquinas, ya muy deteriorados. En el centro del patio hay una robusta torre del homenaje, de la que solo quedan dos flancos.

Tiene rasgos muy definidos de la época, como garitas redondas y en voladizo, también conocidas como «garitas ladroneras», en las esquinas y en el centro de cada flanco. Además, tiene una sección cuadrada y dos escudos o blasones de la familia Zúñiga, que fue la encargada de la construcción.

El castillo de Valverde de la Vera está bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, así como de la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Además, el pueblo de Valverde de la Vera fue declarado Conjunto Histórico-Artístico nacional por Decreto del Ministerio de Educación y Cultura de 11 de diciembre de 1970. Esto significa que el castillo y el pueblo están protegidos por la ley y se conservarán para las generaciones futuras.

Después de conocer los antiguos orígenes del castillo de Valverde de la Vera, esperamos que hayas disfrutado de las deslumbrantes vistas y de sus historias. ¡Que tengas un día maravilloso!

Castillo de Valverde de la Vera en Valverde de la Vera

Localización: Valverde de la Vera, Extremadura

País: España

Entrada: Libre acceso al público.

Construcción: A finales del Siglo XIII

Tipo: Castillo

Mapa Castillo de Valverde de la Vera

6 comentarios en «Castillo de Valverde de la Vera»

  1. ¡Wow! ¡El Castillo de Valverde de la Vera parece sacado de un cuento de hadas! ¿Quién quiere ir a explorarlo conmigo?

    Responder
    • Pues yo estuve allí y la verdad es que me decepcionó. Nada de especial. Hay lugares mucho más impresionantes para visitar.

      Responder
  2. ¡Vaya castillo tan impresionante! Me encantaría perderme en sus pasillos históricos. ¿Alguien ha visitado el Castillo de Valverde de la Vera?

    Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.