Castillo de Verges, Gerona

El castillo de Verges se encuentra ubicado en el centro histórico de Verges, una localidad de la comarca catalana del Bajo Ampurdán, en la provincia de Gerona, España. El castillo fue el origen de la ciudad, que se construyó alrededor de él.

El castillo de Verges fue mencionado en un documento de entre 1115 y 1164. El conde de Rosellón recibió un capbreu o catastro del conde de Ampurias. Esto detallaba todas sus propiedades.

Visita Castillo de Verges

El castillo fue motivo de muchas discusiones entre el obispado de Gerona y el condado de Ampurias. El conde Hugo IV estaba tan desesperado que llegó a ponerlo como garantía. Esto enfureció tanto a la Iglesia que lo excomulgaron.

La gente de Verges siempre había tenido el castillo como parte de su condado, Ampurias. Sin embargo, en 1295, Bernat Amat de Cardona y de Ampurias recibió el castillo como un regalo. Desafortunadamente, el castillo fue confiscado de nuevo en 1302.

En el año 1400, durante una disputa entre el conde Juan I de Ampurias y el rey de Aragón Pedro IV el Ceremonioso, el castillo fue entregado a un grupo de soldados contratados de Gascuña y Armañac. Estos estaban liderados por un hombre llamado Bita, quien juró en la iglesia de Verges que respetaría todo lo que debía ser respetado.

En septiembre de 1385, el ejército real de Pedro el Ceremonioso, dirigido por Bernat de Fortià, conquistó la localidad de Verges y su castillo. Pedro IV de Aragón añadió el condado de Ampurias a sus posesiones, pero lo devolvió al conde Juan en 1387.

En 1399, el conde Pedro III se casó con Juana de Rocabertí. Después de la muerte de Pedro en 1401, la ciudad y el castillo pasaron a los vizcondes de Rocabertí. Sin embargo, el rey Martín el Humano, tío de Pedro III, no aceptó esto y se aferró a las leyes de 1325 y 1341, que decían que si la línea sucesoria directa se extinguía, el condado volvería a la Corona. Así, el rey Martín unió el condado y el castillo a los dominios reales en 1402. La localidad se convirtió en el centro de la baronía de Verges. Finalmente, en 1587, la ciudad pasó definitivamente a la Corona y se convirtió en el centro de un municipio real.

El 27 de mayo de 1694, el castillo fue el escenario de la batalla de Verges. Esta batalla fue parte de una invasión francesa. El ejército francés, dirigido por el duque de Noailles, derrotó a las tropas españolas, lideradas por el duque de Escalona. Estas tropas españolas estaban confiadas en su victoria. Sin embargo, el ejército francés fue el que se llevó el triunfo.

Hoy en día, los únicos restos del castillo se pueden ver en la pared del Ayuntamiento y en la pared de la iglesia. Además, algunas torres y algunos restos de muros nos muestran el trazado de las antiguas murallas medievales de la localidad.
Esto nos da una idea de cómo era el castillo en su época y nos permite imaginar cómo era la vida en aquellos tiempos.

Estamos seguros de que la magia de este magnífico castillo seguirá cautivando el corazón de los visitantes por décadas más. Comparte tu experiencia y no olvides ser un invitado respetuoso para cuidar este lugar increíble. ¡Feliz exploración!

Castillo de Verges en Gerona

Localización: Gerona, Cataluña

País: España

Mapa Castillo de Verges

9 comentarios en «Castillo de Verges, Gerona»

  1. ¡El Castillo de Verges en Gerona se ve impresionante! Definitivamente tengo que visitarlo pronto. 🏰🌟 #ViajandoPorEspaña

    Responder
    • El Castillo de Verges es una joya que no te puedes perder. ¡Prepárate para vivir una experiencia inolvidable! #ViajandoPorEspaña

      Responder
    • Pues, parece que alguien tiene una imaginación muy activa. No sé si ha sido escenario de películas de terror, pero seguro que sería un lugar increíble para visitar. ¡Quién sabe qué historias escalofriantes podrían haber ocurrido allí! 🏰💀

      Responder
  2. ¡Qué lugar tan misterioso y fascinante! Definitivamente tengo que visitar el Castillo de Verges en Gerona. ¿Alguien se apunta?

    Responder
    • El Castillo de Verges es realmente impresionante. No puedo esperar para explorar sus misterios y disfrutar de la fascinante historia que alberga. Me apunto sin dudarlo, ¡nos vemos allí!

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.