Castillo de Villagarcía de la Torre, Badajoz

El Castillo de Villagarcía de la Torre es una antigua fortaleza construida en el siglo XV. Está ubicada en la localidad española de Villagarcía de la Torre, en la provincia de Badajoz, Extremadura. Está a solo 9 km de Llerena y a 33 km de Zafra.

Existen datos que hablan de la existencia de Villagarcía antes de la llegada de los romanos. Entre los siglos IX y V a.C., el sur de la provincia de Badajoz estaba dividido en dos partes. Esta división se refleja en el tratado de Geografía de Estrabón del siglo I a.C. La Beturia Céltica era la parte occidental, ocupada por pueblos celtas, mientras que la Beturia Túrdula era la parte oriental, habitada por pueblos túrdulos. Estas regiones estaban separadas por la cuenca del río Matachel, que formaba parte del territorio túrdulo.

Los túrdulos eran un pueblo autóctono que no había sufrido influencias orientalizantes como los turdetanos del sur. Eran un pueblo próspero y culto, que escribía poemas y leyes en verso. Por otro lado, los celtas eran pueblos de origen indoeuropeo que habían llegado hasta estas tierras instalándose, en principio, en las zonas más despobladas. Durante el tiempo de Tartessos, gozaron de un gran auge metalúrgico.

Visita Castillo de Villagarcía de la Torre

La gente ya vivía en la zona durante la época árabe. El padre Fray Juan Mateo Reyes Ortiz de Tovar menciona la ciudad de Vama en su obra «Partidos triunfantes de la Beturia Túrdula». Esta ciudad estaba ubicada entre los reinos de Sevilla y Badajoz, y fue conquistada por don Rodrigo Íñiguez, el decimoquinto maestre de la Orden de Santiago. En 1367, la mitad de la ciudad fue de la Orden de Santiago y la otra mitad fue del Comendador Mayor de León, don García Fernández de Villagarcía, quien la repobló con cristianos y le dio su propio nombre: «García». Desde entonces, la ciudad pasó a llamarse Vila-García. Estos nombres se unieron con el tiempo, y la torre se justifica por la existencia de una torre construida por los antiguos habitantes del lugar.

Hacia el año 1330, don Gómez González de Quijada era el señor de la población de Villagarcía. En 1332, Alfonso XI le dio el lugar a Leonor de Guzmán. García Fernández de Villagarcía, el 36º Maestre de la Orden de Santiago, fue el primer señor de Villagarcía y sirvió con lealtad a Enrique II y a su hijo Juan I. Como recompensa por su lealtad, el rey Juan le otorgó en junio de 1386 el señorío autónomo de Villagarcía. Para ello, tuvo que separar Villagarcía de la jurisdicción de la Orden de Santiago, que estaba dividida en dos. El 20 de agosto de 1382, el rey le dio permiso para construir una fortaleza con una cerca y almenas. En 1387, el rey le otorgó a Garci Fernández de Villagarcia y a su esposa María Ramírez de Guzmán la posesión de la villa.

Teresa de Guzmán era hija de Garci Fernández de Guzmán y Beatriz Suárez de Figueroa. Después de la muerte de su madre en 1430, Teresa se convirtió en la III señora de Villagarcía. Se casó con Luis Cristóbal Ponce de León, quien mandó construir el castillo. Esta construcción se puede ver hoy en día en las afueras del pueblo, con el escudo de armas de Luis Ponce de León en el torreón principal. Él fue el que inició la construcción del castillo.

El castillo de Villagarcía de la Torre fue construido en el siglo XV. Está rodeado por un recinto cuadrangular irregular con torres redondas adosadas a la muralla. Estas torres tienen una forma de pera. La torre principal, llamada Torre del Homenaje, tiene un escudo heráldico de Luis Ponce de León. Él recibió el castillo como herencia de su madre, Beatriz de Figueroa, en 1430, cuando se casó con Isabel de Guzmán.

Este castillo se encuentra en una meseta y consta de dos recintos. El primero es una muralla que también sirve como muro de contención. Solo queda la «torre del homenaje» y algunos restos. En el lado norte hay una torre semicircular. El segundo recinto es mucho más grande y impresionante. Mide 29,70 metros de largo y 21,79 metros de ancho, con torres cuadradas en los ángulos y murallas de 2,75 metros de espesor. Dentro de las murallas se pueden ver mechinales que indican que el castillo tenía tres pisos, así como los restos de las escaleras para subir al adarve. Durante la Guerra de la Independencia, el castillo sirvió como hospital para los franceses, pero fue destruido casi por completo por el general Morillo durante las guerras carlistas.

Así que si tienes la oportunidad, ¡visita el Castillo de Villagarcía de la Torre! Así podrás contemplar la magnífica Muestra de Arte Islamico de Castilla y León. ¡No te arrepentirás! Despedimos, entonces, esta visita al castillo con la esperanza de que disfrutes de la experiencia. Un cordial saludo.

Castillo de Villagarcía de la Torre en Badajoz

Localización: Badajoz, Extremadura

País: España

Entrada: Titularidad pública.

Construcción: En el Siglo XV

Tipo: Castillo

Mapa Castillo de Villagarcía de la Torre

17 comentarios en «Castillo de Villagarcía de la Torre, Badajoz»

  1. ¡Qué lugar tan impresionante! Definitivamente quiero visitar el Castillo de Villagarcía de la Torre. ¿Quién se apunta?

    Responder
    • ¡Por supuesto, me apunto! El Castillo de Villagarcía de la Torre es una joya histórica que no te puedes perder. Su arquitectura y vistas son simplemente asombrosas. Sin duda, una visita obligada para los amantes de la historia y la belleza. ¡No te arrepentirás!

      Responder
    • ¿En serio? No entiendo cómo puedes emocionarte tanto por un simple castillo. Hay cosas más interesantes en el mundo para visitar. ¡Amplía tus horizontes y busca algo realmente emocionante!

      Responder
  2. ¡Qué hermoso castillo! Me encantaría visitarlo y explorar cada rincón histórico. ¿Alguien se apunta a una aventura medieval?

    Responder
  3. El Castillo de Villagarcía de la Torre en Badajoz parece increíblemente impresionante. Definitivamente tengo que visitarlo pronto.

    Responder
    • Sí, el castillo es impresionante, pero no puedo evitar preguntarme si vale la pena visitarlo. ¿No crees que hay otros lugares más interesantes para explorar en Badajoz? Tal vez deberías considerar otras opciones antes de decidir.

      Responder
    • ¡Yo me apunto! El Castillo de Villagarcía de la Torre es una joya histórica que merece ser visitada. Además, el pueblo y su entorno son encantadores. ¡No te lo puedes perder! 🏰🌟

      Responder
    • Pues yo no estoy tan emocionado por visitar castillos antiguos. Prefiero disfrutar de la vida moderna. Pero cada quien con sus gustos, ¿no? ¡Espero que te diviertas en tu visita!

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.