Castillo d’Oló, Santa María de Oló

El castillo de Oló es una antigua fortaleza medieval ubicada en Santa María de Oló, una localidad de la comarca del Moyanés en Cataluña, España. Está situado en la parte superior del pueblo viejo de Santa María de Oló, en el extremo sur de la ciudad.

El Castillo de Oló era una fortaleza importante que se encargaba de la defensa y el control de los términos municipales de Santa María de Oló y Estany. Estaba ubicado en una zona hundida, por lo que necesitaba de otros castillos y guardias para formar un sistema de control. Uno de ellos era el castillo de Aguiló, que ahora ya no existe.

Además, según la bibliografía consultada, había varias torres que ahora solo quedan como nombres en diversas masías del término.

Visita Castillo d’Oló

El nombre de Oló se ha documentado desde el 889. En 927 ya se había definido el término y en 931 se mencionó explícitamente el castillo. Los condes tenían el pleno dominio, pero delegaron la responsabilidad a la familia Oló, descendientes de los vizcondes de Gerona. Sesmond d’Oló fue el primer vicario condal en 986. Su hijo, Guillem de Mediona, fue el segundo vicario condal. Los Oló continuaron con el dominio del castillo y término de Oló hasta bien entrado el siglo XIV. Sin embargo, Ramón Berenguer III cedió el castillo a Bernat Guillem de Gurb-Queralt por intereses reales. En 1097, Bernat Guillem encomendó la custodia del castillo a dos hermanos Oló, cuyos descendientes recibieron el castillo y término en 1202.

En 1333, la familia Montcada compró el castillo y el término de Oló a Arnau d’Oló. Esta familia ya había aparecido en algún documento como propietarios del castillo en el siglo XI. En 1364, los Montcada vendieron Oló al monasterio de Santa María de Estany. Sin embargo, los habitantes de Oló se rebelaron contra el dominio de los canónigos de Estany y no permitieron que tomaran posesión. Después de una larga lucha de treinta años, las tropas del abad de Estany sitiaron y ocuparon Oló. Los de Oló respondieron con un contraataque, sitiando Estany y obligando a la comunidad a huir hasta Sabadell. Los monjes se reorganizaron desde Manresa y volvieron a atacar Oló, conquistándolo definitivamente.

No sabemos cómo el monasterio de Estany obtuvo el control de Oló, pero lo tenían. Esto significaba que el reino había perdido el control de Oló. Sin embargo, la secularización de la canónica de Santa María de Estany cambió esto. El castillo y el término de Oló pasaron a manos de las Cinco Dignidades Reales (cinco archidiáconos creados por Felipe II en las sedes de Gerona, Barcelona y Vic). En 1606, Oló se convirtió en calle de Barcelona, lo que significaba que volvía a estar bajo el control de la Corona.

El castillo ha cambiado mucho a lo largo de los años, por lo que lo que vemos hoy en día no refleja completamente su aspecto original.

Queda una parte de la torre del homenaje, que es circular. Está rodeada por edificios más modernos, y hay algunos fragmentos de sus estancias dentro de ellos. También hay trozos de sus murallas en varios lugares del pueblo. La parte que se puede ver es de 8 metros de altura y 2,5 de ancho.

Ha sido un placer compartir estos datos fascinantes sobre Castillo d’Oló con ustedes. En esta oportunidad, nos despedimos, deseándoles felicidades en sus próximas aventuras. Adiós.

Castillo d'Oló en Santa María de Oló

Localización: Santa María de Oló, Cataluña

País: España

Mapa Castillo d’Oló

4 comentarios en «Castillo d’Oló, Santa María de Oló»

    • Claro, si te gusta el turismo de fantasía y engañabobos. Hay tantos lugares auténticos y fascinantes para visitar, no pierdas el tiempo en ese castillo de cartón.

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.