Fuerte de Santa Elena, Biescas

El Fuerte de Santa Elena es una gran fortaleza militar ubicada en el pueblo de Biescas, en el Valle de Tena, al lado izquierdo del Río Gállego, en la cima del Monte Santa Elena. Esta fortaleza domina la carretera A-136 y el paso fronterizo al Portalet de Francia.

En la época de Felipe II, el Fuerte de Valle de Tena fue construido como parte del sistema defensivo de la frontera con Francia. Durante el reinado de Carlos III, fue ampliado.

Durante la Guerra de la Independencia, el fuerte fue parcialmente destruido. Entre 1884 y 1889, se reconstruyó junto con el Fuerte de Rapitán y el Fuerte de Coll de Ladrones. En 1905, fue reconstruido nuevamente y desde 1926 se usó para fines civiles.

En 1937, durante la Batalla de Sabiñánigo, el comandante Cabrerizo, al mando de tropas nacionales, se refugió en el fuerte. Esto inició la “Bolsa del Valle de Tena”, donde unos 350 soldados nacionales y 1500 civiles resistieron durante meses el sitio republicano con una comunicación casi inexistente con el resto del ejército nacional.

En 2004, el Ministerio de Defensa vendió el fuerte a un inversor privado, Corporación Aragonesa Grupo Octopus.

Visita Fuerte de Santa Elena

En 2006, este lugar fue reconocido como un Bien de Interés Cultural, lo que significa que estaba protegido por la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Espero que este artículo les haya proporcionado una mejor comprensión de la historia y el significado de la Fuerte de Santa Elena. El recorrido por uno de los principales hitos arquitectónicos de la época colonial puede ser incluso más significativo ahora, ya que nos abre una puerta hacia la comprensión de nuestra historia compartida. ¡Gracias por leer nuestro artículo!

Fuerte de Santa Elena en Biescas

Localización: Biescas

País: España

Construcción: Siglo XVI – Siglo XIX

Mapa Fuerte de Santa Elena

8 comentarios en «Fuerte de Santa Elena, Biescas»

    • Pues parece que tú no eres de los que aprecian la historia y la cultura. Afortunadamente, hay muchos de nosotros que sí disfrutamos de los descubrimientos fascinantes como este. Cada quien tiene sus gustos, ¿no crees?

      Responder
  1. ¡Vaya descubrimiento! ¿Quién sabía que el Fuerte de Santa Elena, Biescas, tenía tantas historias interesantes? Estoy deseando visitarlo pronto.

    Responder
    • Personalmente no entiendo tanto entusiasmo por una fortaleza histórica. Prefiero gastar mi tiempo y dinero en experiencias más emocionantes y actuales. Cada quien tiene sus gustos, supongo.

      Responder
  2. ¡Vaya descubrimiento! ¿Quién hubiera pensado que un fuerte en Biescas podría ser tan interesante? 😮🏰 #HistoriaSorprendente

    Responder
    • Es increíble cómo lugares aparentemente insignificantes pueden esconder historias fascinantes. ¡Nunca subestimes el poder de la historia! 😄📚 #DescubrimientosInesperados

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.