Muralla de León, León

La muralla de León es una antigua fortaleza romana que rodea el centro histórico de la ciudad española de León. Esta muralla fue construida para proteger la ciudad de los ataques externos.

El conjunto amurallado leonés está compuesto por tres elementos principales. La primera es la muralla de origen romano, que data del siglo I. La segunda es la cerca o muralla medieval, construida en el siglo XIV. Y la tercera es el castillo de León, que hoy alberga el archivo histórico provincial.

Las murallas fueron construidas por la Legio VI para controlar la población astur de la zona. Posteriormente, la Legio VII las reedificó con piedra en 74 d.C. La primera reforma de calado se llevó a cabo durante el periodo tetrárquico, cuando el territorio aún estaba bajo dominio romano.

Visita Muralla de León

En el siglo IX, el reino de Asturias repobló la ciudad y reparó la muralla con los métodos de la época. Debido al aumento de la población extramuros, Alfonso XI mandó construir una nueva cerca para proteger el nuevo asentamiento. Esta fue la primera ampliación de la ciudad en tierra al sur.

Durante la época augustea, la Legio VI eligió un lugar estratégico entre la cordillera y la meseta para establecer su base. Estaba ubicado cerca de la calzada que conectaba Caesar Augusta con Asturica Augusta, a unos 840 metros sobre el nivel del mar y a 3 km de la desembocadura del río Torío en el río Bernesga. El campamento tenía una forma rectangular con ejes orientados hacia las direcciones cardinales, midiendo 570 metros de largo y 350 metros de ancho, con una superficie de alrededor de 20 hectáreas. Durante el reinado de Tiberio, la legión reedificó el campamento con características similares.

La muralla estaba hecha de una valla de madera y una loma de tierra, con un foso en forma de V alrededor.

La Legio VII cambió el emplazamiento de la Legio VI, y también cambiaron las murallas. Las excavaciones arqueológicas descubrieron una muralla de piedra rodeando el campamento, con esquinas oblongas y una puerta en cada lado. Esta muralla era muy resistente, con un grosor entre 180 y 200 cm, y estaba reforzada con torres cuadradas que sobresalían hacia el interior. Esta muralla data del periodo flavio, en el 74 d.C., cuando la legión se asentó.

La construcción de la Muralla Altoimperial comenzó con la demolición de la mitad exterior del sistema de defensa anterior. El lienzo de la cara visible estaba hecho con la técnica de ops vittatum, usando arenisca y argamasa. El núcleo de la muralla estaba hecho con opus caementicium de alta calidad, usando parte del terraplén del campamento anterior, que fue ampliado hasta 6 metros de ancho y 4,25 metros de alto. La muralla también tenía tres torres interiores de planta rectangular y torres en todos sus ángulos. Estaba rodeada por un foso, pero no hay evidencia arqueológica de él debido a las obras posteriores de la muralla tardorromana.

La estructura defensiva del campamento originalmente consistía en tres elementos: uno o varios fosos, una muralla y un terraplén de tierra. Solo quedan restos de la muralla, que era una fábrica de sillería rellena de opus incertum con un espesor de 180 cm.

Con el debilitamiento de la pax romana, en el siglo III o principios del siglo IV se reforzó la muralla con una gruesa hoja de 5 metros de espesor y torres semicirculares de flanqueo. Estas torres estaban hechas con sillares o elementos reaprovechados de tamaño ciclópeo.

En la época medieval se realizaron modificaciones a la muralla, como tapias de hormigón, cal y canto, mampostería de cuarcita o canto rodado, con inserciones de sillares aislados o encintados de albañilería. Estas modificaciones son lo que podemos observar hoy.

A finales del siglo III y principios del IV, la muralla leonesa fue reformada en época romana. Esta reforma usó el lienzo de la muralla flavia como encofrado pétreo, donde el paramento intramuros del nuevo muro se apoyaba directamente en la cara vista de la antigua fortificación.

Además, se reforzó con la presencia de torres semicirculares de 8,25 metros de diámetro, dispuestas cada 15 metros. El material utilizado en la nueva construcción incluía monumentos epigráficos reutilizados.

El espesor de la nueva fortificación era de 7 metros, debido a la unión del nuevo muro y el antiguo, más los más de 6 metros del terraplén intramuros que seguía en uso. La altura de la obra variaba entre 5 y 6 metros, con tramos de 10 y 12 metros.

De esta forma, esperamos haber ahondado en el interesante tema de la Muralla de León. Estamos confiados de que les hemos brindado todo lo necesario para conocer mejor esta importante parte de la cultura española. Estamos deseosos de que hayan podido disfrutar la lectura con tanta información valiosa. ¡Hasta la próxima!

Muralla de León en León

Localización: León

País: España

Construcción: Siglo I – Siglo XIX

Mapa Muralla de León

9 comentarios en «Muralla de León, León»

  1. ¡Definitivamente, deberíamos construir una muralla alrededor de todas las ciudades! ¡Más seguridad y estilo medieval para todos! 🏰🔒 #MurallaMania

    Responder
  2. ¡Qué interesante! Aunque la Muralla de León es impresionante, ¿no creen que debería haber más información sobre su historia?

    Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.