Torres de Altamira, Galicia

Las Torres de Altamira son los restos de un antiguo castillo medieval que fue el hogar de la familia Moscoso, una familia influyente durante la Edad Media en Galicia.

El castillo de las Torres de Altamira se encuentra en el municipio de Brión, en la provincia de La Coruña. Es el monumento más importante y significativo de esta localidad. Está declarado como Bien de Interés Cultural. Actualmente, es propiedad de la Diputación Provincial de La Coruña.

Visita Torres de Altamira

Está situado en la aldea de la Torre, en la parroquia de Brión, rodeado de una hermosa vista. Desde aquí, se puede disfrutar de una vista panorámica del Valle de la Mahía.

Las ruinas del castillo de Altamira son todo lo que queda de la fortificación construida en el siglo IX sobre los restos de un antiguo castro. No se conocen con exactitud sus dimensiones ni características. El castillo fue arrasado en 1073 por Gonzalo de Moscoso, hijo de Beremundo, y no se sabe cuáles eran sus dimensiones ni dependencias. El rey Fernando II prohibió en 1180 la construcción de nuevas fortalezas en la “Tierra de Santiago” sin autorización expresa del arzobispo de Compostela, lo que dificultó su reconstrucción. Desde el siglo XV, el castillo perteneció a la familia de los Moscoso.

Los Irmandiños derribaron el castillo de Altamira en el siglo XV, pero fue reconstruido en 1471. Esta vez, las murallas estaban preparadas para resistir los proyectiles de pólvora. El arzobispo de Santiago intentó asediar el castillo en 1471, pero sin éxito. Desde 1480, el castillo fue habitado por el I Conde de Altamira Lope Sánchez de Ulloa y Moscoso, y se salvó de la Batalla de Altamira.

Durante el gobierno del segundo conde de Altamira, Rodrigo Osorio de Moscoso, el castillo fue mejorado y ampliado, contando con seis torres y un cómodo palacio. En 1594, el quinto conde de Altamira, Lope de Moscoso Osorio, ordenó la construcción de una capilla en el recinto dedicada a los Reyes Magos.

El 29 de marzo de 1629, se firmó un acuerdo con el maestro cantero Bieito Vidal para realizar trabajos de reparación en la fortaleza, ya que se encontraba en mal estado.

Durante el siglo XVII, los condes dejaron de vivir en el castillo y se mudaron al Palacio de Trasouteiro, que estaba a un kilómetro de distancia. Más tarde, se trasladaron a la corte.
Todo indica que el palacio sufrió un incendio en el siglo XVIII, lo que provocó su abandono. Desde entonces, el castillo comenzó a deteriorarse.
A finales del siglo XIX, el castillo fue usado como cantera para varias construcciones.

En 1872, uno de los herederos de la casa de Altamira decidió vender las torres, que ya estaban en ruinas. Uno de los compradores fue un rico campesino que había estado en América. Él decidió construir una casa con las mismas piedras de la fortaleza.

Otro comprador aprovechó la capilla de los Reyes Magos para construirse un cuscurro. También se usaron los sillares para construir la capilla de Santa Minia, cuando pasó a manos del arzobispado. Además, se usaron para las obras de la iglesia parroquial de Brión. Incluso, se llegó a deshacer la torre del homenaje.

Esperamos que hayas disfrutado esta breve exploración de las Torres de Altamira. Hemos disfrutado explicar todos los fundamentos de esta maravilla arquitectónica y sus contribuciones importantes a la historia. Desde lo antiguo a lo moderno, todos estamos conectados por monumentos como Torres de Altamira. ¡Adiós!

Torres de Altamira en Galicia

Localización: Galicia, La Coruña

País: España

Entrada: Si

Construcción: Siglo IX

Tipo: Castillo

Ubicado en: Brión

Mapa Torres de Altamira

5 comentarios en «Torres de Altamira, Galicia»

  1. ¿Quién más quiere ir a las Torres de Altamira en Galicia? ¡Hagamos una excursión juntos! 🏰🌞 #TorresDeAltamiraGalicia

    Responder
    • ¡Las Torres de Altamira son increíbles! Yo fui el verano pasado y quedé fascinado. Te recomiendo visitarlas, no te arrepentirás. ¡Disfruta tu viaje a Galicia!

      Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.